viernes, 21 de enero de 2011

El verdadero arte de vanguardia está en Internet

El arte de vanguardia siempre nació de lo alternativo, que provenía a su vez de los ambientes donde hervía la inquietud por cambiar el mundo. Después y ante la explosión de espontaneidad y creatividad emergente, lo oficial lo aceptaba y recogía precisamente para oficializarlo, es decir, tenerlo ubicado y controlado hasta hacerlo parte de su propio programa de control. Porque los que siempre manejaron el poder en el mundo trataron y tratan aún de controlar el arte a sabiendas que es una de las claves de la liberación del ser humano. Por eso lo degradan y corrompen creando el caldo de cultivo necesario para que nada escape a su programación de manipulación y control. Eso ocurre hoy en día más que nunca desde una globalización de la que nadie parece poder escapar.

Si vamos a los orígenes de lo que conocemos sobre el ser humano, el arte nació de iniciados y eruditos, de chamanes y conocedores de los secretos de la naturaleza y el espíritu, y quien sabe si los primeros artistas eran cada uno de los seres que habitaban este planeta expresándose desde su conexión al flujo de la Gran Mente. Sea como fuere, hoy en día el verdadero arte, el alternativo, el que bulle desde la creatividad más auténtica, vuelve a nacer de los iniciados, y no precisamente en las calles o los cafés, sino desde Internet.

Eso es fácil de entender. Hoy las calles, los cafés y cualquier ambiente que podamos frecuentar forman parte del control de lo oficial. Y eso se nota porque lo oficial anula la soberanía y la singularidad del ser humano tratando de convertirlo en un autómata y esclavo del sistema y de sus drogas y dependencias. El verdadero arte jamás puede nacer en ambientes que niegan la esencia del ser. Por eso el verdadero arte de vanguardia lo encontramos en Internet.

En Internet ha ido naciendo una masa consciente que va por libre, que busca la verdad y se expresa desde la autenticidad mas allá de intereses de algún tipo. Ya sea desde la música, la pintura, la fotografía, los vídeos, los blogs, o de cualquier forma y desde cualquier disciplina. Allí encontramos el verdadero arte alternativo de vanguardia, el arte de conciencia que será el arte consagrado del mañana, y si no al tiempo.

Lo mejor de todo es que esta vez lo oficial no podrá oficializarlo ni integrarlo al sistema corrupto que ha dirigido el mundo hasta ahora, sencillamente porque ese mundo y sistema ha hecho aguas. Esta vanguardia alternativa es de verdad una vanguardia con poder de cambio, un arte que expresa su poder desde la unión al corazón, un arte que no sirve al ego sino a la verdad. Un arte nacido de la expresión de gente consciente que si quiere transformar el mundo desde su brillo al servicio de los ideales mas elevados.

El mundo ya no lo guían unos cuantos manipuladores, y al igual que el arte emergente, el futuro es de todos los creadores que escuchan por encima de todo, su corazón.

Víctor Brossa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada