sábado, 26 de febrero de 2011

Roberto Equisoain: Bla,bla,bla

Fue la primera persona que conocí al llegar a Berlín en el 2005. Tuve que llamar al timbre de mis nuevos vecinos para pedirles la llave del lugar donde yo tenía que vivir los siguientes tres meses. Roberto, que mas tarde pasaría a ser Equi para mi, como lo es para la mayoría de gente que lo conoce, abrió la puerta ensimismado. Llevaba una cámara de video a cuestas y tras observar como la dueña del apartamento me daba mi llave, me pidió si podía ir a llamarle por teléfono desde mi nueva vivienda. La razón: estaban filmando un cortometraje y necesitaba que el teléfono sonara varias veces antes de que la chica contestara haciendo que hablaba con alguien al otro lado. Era como si yo hubiera llegado en el momento preciso. Desde entonces nos hemos ido encontrando, siempre desde esas causalidades que hacen mágica la vida, y en cada encuentro leemos en los ojos del otro que hemos caminado sobre el mismo suelo, navegado en el mismo océano o volado entre las mismas estrellas. Tal vez lo que cambia es la visión desde donde cada uno mira, pero eso, lejos de enfrentarnos nos convierte en complementarios. Quizá es por eso que los encuentros parecen pactados, porque en cada uno de ellos uno puede encontrarse a sí mismo reflejado en el otro. Tan distintos como iguales, tan distantes como unidos por un fino hilo de Ariadna, desde donde yo me la paso creyendo en lo que siento y él cuestionando hasta lo que siente. Yo creando para la conciencia mientras él crea para ser consciente. Sea como fuere, siempre parece acompañarnos la quietud del movimiento… ambos caminando, ambos navegando, ambos dos volando.

Como la técnica de meditación vipassana de la que tanto me ha hablado, Equi siempre busca romper la mente, y aunque está fascinado por las trampas del lenguaje, más lo está aun por la mística. Lector apasionado de Santa Teresa o de San Juan de la Cruz, jamás se olvida de recordarme que él se considera un ateo. Yo me río porque creo que es consciente de lo que pienso. Sabe que yo siento que el si cree. Cree en si mismo, en lo que siente, incluso cuando su búsqueda de la autenticidad le obligue a ponerlo todo en duda. Incluyendo su ateismo.

Roberto Equisoain nació en Pamplona pero vive y trabaja en la capital germana desde mucho antes que un servidor. Sus fotografías, videos y escritos cuestionan el engaño de los lenguajes, tanto los establecidos como los que construye nuestra mente. Construcciones que se tornan realidades y dogmas para todos nosotros sin ser la mayoría de veces conscientes de ello. Trampas que usamos para sentirnos seguros en un universo que no logramos abarcar desde la propia limitación de nuestra mente.


“El agua que sube” es uno de los más bellos trabajos en video que he visionado. En el nos presenta la maravillosa toma de un riachuelo con cascada en el cual el agua fluye hacia arriba, hacia su origen. Pura poesía visual que me recuerda la historia que me contaba un chamán una vez, sobre un lugar que él conocía donde el agua fluía precisamente hacia arriba. Un lugar sagrado donde parece ser que sucedían otras muchas cosas difíciles de creer para una mente común. Tal vez por eso el arte sea un camino hacia la verdad, hacia la destrucción del espejismo que nos desvela las sombras de la caverna de Platón y nos adentra a la vez en las infinitas posibilidades del mundo emocional interno.

Su trabajo no es trabajo, es juego, es divertimento, es vida. Es el ejemplo claro de que el arte es libre y no tiene sentido encerrarlo entre cuatro paredes de cristal. Por eso se me escapa una carcajada cada vez que leo el Blablablabla Blablablabla bla Blabla Bla”. Se trata de la traducción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 al lenguaje blablablá. Incluso el mismo nombre del autor de la traducción y la explicación sobre la obra quedan afectados por un virus que nos recuerda demasiado al mundo real visto con los ojos del alma, donde las palabras sobran, donde lo que habla es el momento, el ahora, la emoción… y lo demás, solo es bla,bla,bla.

Víctor Brossa

domingo, 20 de febrero de 2011

Javier Medina: Metarrealismo


Cuando vi por primera vez las obras de Javier Medina, entendí la insistencia por parte de alguien muy cercano al pintor, para que conociera su trabajo.

Me encontraba sentado ante mi computadora y literalmente quedé fascinado en la contemplación, sin más. No me hizo falta tener las pinturas físicamente delante para comprender la grandeza del metarrealismo, término con el que Medina define el sentido de su plasmación y que yo siento que podría ser uno de esos ismos que arraigarían fuertemente en lo social y cultural si no fuera por que nuestros corazones se dirigen ahora a una realidad nueva sin ismos, a un mundo sin nombres y definiciones que separen, que alejen, que dividan. A un mundo de Conciencia y Amor. Y eso es en definitiva la obra de Javier, es Amor, es Luz, es Conciencia en estado puro.

Al admirar una pintura del Maestro metarrealísta, me traslado a esos momentos en los que me recojo a meditar ante una imagen de geometría sagrada, un mandala, una flor de la vida… y uno se deja llevar sintiendo como cada célula del cuerpo, cada átomo, cada electrón de tu ser es programado por la música provinente de una octava superior, de una frecuencia que nos impulsa a recordarnos desde donde somos uno con la Totalidad.

La obra de Medina funde de manera magistral la geometría y la emoción que irradian colores y formas. No es casualidad que la nueva ciencia, la de verdad, la que abanderan figuras como Nassim Haramein o Dan Winter, sea un espejo en el que los cuadros de Medina se miran, se entienden y se comunican. Porque mirarlos y admirarlos nos transmite paz y gozo, pero sobretodo nos suben la frecuencia y nos invitan a bailar desde la fractalidad, allí donde nuestros latidos se encuentran danzando juntos en el mismo espacio sagrado que expresa la vida. Me refiero, como no, a nuestro corazón… o lo que es lo mismo, al corazón de Dios.

Víctor Brossa


martes, 15 de febrero de 2011

Programa de radio MAESTROS CREADORES en Radio Seres

A partir del miércoles 16 de febrero empieza en Radio Seres mi programa MAESTROS CREADORES, donde voy a tratar diversos temas y a compartir información atendiendo y respondiendo las preguntas que me lleguen en directo. De vez en cuando también habrá alguna interesante entrevista y colaboración.

Radio Seres Fm ha crecido mucho en los dos años que lleva funcionando y actualmente tiene unos 144.000 oyentes, si no me falla la memoria, distribuidos por todo el mundo.
Una radio da conciencia dirigida por mi hermano uruguayo Cyro, un ser de luz excepcional que fue literalmente rescatado por los que el llama "los hermanos mayores" de ser ahogado bajo el mar. Desde entonces es un trabajador incansable para la conciencia y radio Seres es su legado mas preciado, además de la ciudad de luz que está intentando materializar en tierras uruguayas.

En tiempos de cambio en los cuales el viejo paradigma debe dar paso a uno nuevo, donde los principios elementales del amor,la verdadera justicia, la libertad y la verdad formen parte de una única bandera de paz y amor universal, Radio Seres no solo divulga información relacionada con la conciencia, sino que además ejerce de puente en la reconexión del mundo Hispanoamericano. Por eso y por la amistad que me une a Cyro desde el corazón, es un honor y un placer poder formar parte de esta piña de forma mas activa desde mi propio espacio en las ondas de Seres.
(NOTA: uso el término piña en lugar de familia, que biene del latín "famulus" y significa "el esclavo de la casa" por razones mas que obvias)

Un detalle añadido que me llena de alegría es saber que también Miguel Celades, otro maravilloso amigo mio y organizador de los congresos de ciencia y Espíritu, conducirá su propio programa los sábados a las 22 h de España, que son las 19 de Uruguay y las 18 de Argentina si no me fallan los cálculos. Seguro que es también muy interesante, pues lo mejor de Seres es que, como me decía Cyro una vez, aquí estamos como en el salón de casa, y dejamos que todo surja y fluya. Así es la creatividad.

Maestros Creadores se inspira en el video que realicé a raiz de una experiencia personal, y empezará todos los miércoles a las 20h de España y a las 17h deUruguay (Radio Seres Fm está todo el día funcionando via internet y se puede escuchar casi en todo el mundo, por lo que según donde esté usted, deberá calcular la diferencia horaria)
Invito pues a todos los que tengan curiosidad o interés, a acompañarme en esta particular aventura desde donde todos somos, sin lugar a dudas... MAESTROS CREADORES.

miércoles, 9 de febrero de 2011

VICTOR BROSSA: ARTE E INICIACIÓN

Acabamos de subtitular al español un reportaje/entrevista del inglés titulado VICTOR BROSSA: ART AND INITIATION. Yo era reacio a publicar cosas personales en este blog pero soy consciente que mucha gente no opina de ese modo y me piden constantemente en numerosos e-mails que les ofrezca más información sobre mi trabajo y mi opinión sobre diversos temas. He optado por tanto en dejar aquí el video reportaje con la excusa añadida de que incluye una entrevista que me hicieron en el taller de Berlín, donde hablo precisamente de temas relacionados con el arte como camino iniciático que nos puede llevar al reencuentro con nuestro corazón, a recordar quienes y que somos, o lo que es lo mismo… a nuestra verdadera libertad.

Sin temor a caer en el egocentrismo y desde mi humilde servicio a los ideales que arropan el alma humana, espero que lo disfruten.

Víctor Brossa



viernes, 4 de febrero de 2011

Vakapinta: El reiki de la mirada

No se dejen engañar por el nombre que hoy les presentamos.

Carlos A. Dominguez Lara se dedicó a la publicidad hasta que su propio espíritu le susurró que pusiera el arte al servicio de su libertad. Desde entonces se le conoce como Vakapinta, un simpático seudónimo que disfraza con humor mexicano la trascendental elección que supuso para este mago abrazar un arte de conciencia.

Su trabajo se interesa por la representación de la naturaleza y la espiritualidad, e intenta mostrar como los diversos elementos (tanto palpables como sutiles) que conforman el universo, pueden ensamblarse y afectarse entre ellos por estar formados de los mismos componentes.

En su serie transmutaciones, el artista intenta transformar el pensamiento rígido y la percepción separada de la realidad, regalándonos una visión unificadora e incluyente que nos sugiere como modificar la realidad que nos envuelve.

Porque como nos cuenta el artista: “La consecuencia de transmutar es la manifestación de la conciencia participativa, y con ella la total convicción de que estamos íntimamente unidos al universo y que somos parte inseparable de todo lo que existe”.

En su obra es tan importante el proceso como el producto final. Por eso acostumbra a mezclar meditaciones con música, aromas y estados alterados de conciencia para alcanzar vibraciones elevadas que atraigan información del mismo nivel. El mismo artista nos comenta reflexivo: “Básicamente, lo que intento es hacer un arte curativo que pueda servir a las personas en el momento de verlo. Yo diría que es como reiki visual”.

Les recomendamos un paseo por la página donde Vakapinta expone su obra. Allí encontrarán, además de sus cósmicas, místicas y mágicas pinturas, una serie de maravillosas fotografías y montajes digitales que demuestran que además de dominar la técnica, Carlos A. Dominguez Lara es un artista con alma consciente…

Víctor Brossa