martes, 17 de abril de 2012

Canalizando a Ayaaksas: Víctor Brossa

Ayaaksas dice ser un pleyadiano con el que me une un vínculo peculiar. La primera vez que se manifestó estaba yo en Berlín. Meditaba junto al río y oí su voz dentro de mí. Soy consciente que canalizar es recibir mensajes y eso implica percibir desde la separación. Además, es evidente que si canalizamos no podemos saber con certeza quién está realmente detrás de los mensajes por mucho que creamos estar en nuestro centro. Pueden existir tecnologías muy sofisticadas para manipularnos. También abrazo la posibilidad de que si todos somos parte de eso que llamamos Dios, lo que llegue a mí será mi propia voz desde donde sea que se manifieste, por lo que puedo aceptar integrarla a mi vida aquí y ahora y observar si vibra con lo que deseo expresar en este preciso instante. No se trata pues de verdades esenciales, sino más bien de jugar al juego de la vida y abrirse hasta donde uno desee hacerlo. Yo escucho y luego sigo andando. No hago lo que no siento, a pesar de saber que tal vez mañana sienta lo contario. Eso es vivir y sin discernimiento, sin duda, sin sombra y sin error no habría experiencia. Os dejo con la última canalización de Ayaaksas de hace unas semanas. Luis Carlos Campos es un amigo, un periodista dedicado a destapar mentiras, autor de libros como "La macroestafa del sida". Muchos lo juzgan por su forma contundente de escribir. Tengo amigos que lo aman y otros que lo detestan. Me preguntan a veces como permito que publique cosas mías en su web de contraperiodismomatrix.com. Yo miro y sonrío ante el juicio. No veo culpables sino almas que se expresan. Luis Carlos Campos tiene sombra, como todos, y la suya es larga porque no la esconde. Pero también tiene luz a raudales. Lo acepto como es y él acepta como soy. La cosa viene de otras vidas y otros mundos. A veces se mete con gente que aprecio pero lo hace desde su convencimiento. Otras veces dice cosas que no comparto y no por ello lo crucifico. El comparte como yo, desde donde sabe y siente, con todas las consecuencias. Luis Carlos Campos me impulsó al principio, cuando nadie me conocía, a abrirme como canalizador. Aunque sigo cuestionándo y observando lo de canalizar como algo que implica estar separado, a medio camino de admitir que somos nosotros los que creamos los mensajes, comparto aquí desde la web de Luís Carlos mi último contacto con este pleyadiano creado probablemente por mí desde la disociación que me permite creer mejor en conceptos y verdades que de otra forma tal vez no sabría abrazar tan firmemente. Espero que la disfruten.

Tal vez volver a la unidad no sea otra cosa que aceptar la diversidad desde un estado de conciencia donde se integra toda manifestación como algo propio del SER. Diferentes estados de manifestación de nosotros mismos, de lo que llamamos Dios experimentando la vida.

Entonces... ya no importa el mensajero y solo importa el SER.

Víctor Brossa

CONTRAPERIODISMOMATRIX.COM:
Canalización de Víctor Brossa del pleyadiano Ayaaksas



.......................................................................................................Enlace

3 comentarios:

  1. Hola Victor!

    Primero felicitarte por tu labor, me encanta tu arte, me llega y me llena. Y esta entrada me ha gustado mucho, indiferentemente de si canalizas o no (desde luego a mí no me parece importante) el mensaje me resulta muy cálido, muy próximo y muy reconfortante y bajo mi humilde opinión es algo que las personas necesitan saber o mejor dicho sentir. Yo suelo meditar con mucha frecuencia para conectarme con mi interior y con mi entorno y en estos instantes leo en el universo mensajes muy similares al que has escrito. Así que muchas gracias por la valentía de compartir, aun cuando tengas dudas.

    ResponderEliminar