martes, 14 de agosto de 2012

La educación prohibida

Al fin podemos ver el film "La educación prohibida", gracias al esfuerzo de muchos corazones que han hecho posible que esta película salga a la luz. Agradecer a los responsables del documento su empeño para que el mundo conozca de forma amplia y extendida como se usa la educación como una forma de programación y control, cuando podría ser la manera de empezar a cortar las cadenas que heredamos de padres a hijos para que los niños aprendan a pensar por ellos mismos, a sostenerse desde donde ellos sientan, a aprender desde el juego y el amor a la vida y a la naturaleza. Un canto a la libertad del ser y una apuesta que confirma que tanta gente despierta está empezando a generar transformaciones en sus vidas desde lo cotidiano, desde lo simple, desde la coherencia del corazón. Los niños son el verdadero futuro de esta Humanidad de Conciencia a la que estamos despertando ya. No los programes, no los mediques y escucha lo que necesita su corazón, porque el corazón de tu hijo es solo un reflejo del tuyo, latiendo libre y puro, con todo el potencial del universo dispuesto a generar el mundo que siempre soñaste experimentar aquí y ahora.

Víctor Brossa

Sinopsis:
La escuela ha cumplido ya más de 200 años de existencia y es aun considerada la principal forma de acceso a la educación. Hoy en día, la escuela y la educación son conceptos ampliamente discutidos en foros académicos, políticas públicas, instituciones educativas, medios de comunicación y espacios de la sociedad civil. Desde su origen, la institución escolar ha estado caracterizada por estructuras y prácticas que hoy se consideran mayormente obsoletas y anacrónicas. Decimos que no acompañan las necesidades del Siglo XXI. Su principal falencia se encuentra en un diseño que no considera la naturaleza del aprendizaje, la libertad de elección o la importancia que tienen el amor y los vínculos humanos en el desarrollo individual y colectivo.
A partir de estas reflexiones críticas han surgido, a lo largo de los años, propuestas y prácticas que pensaron y piensan la educación de una forma diferente. "La Educación Prohibida" es una película documental que propone recuperar muchas de ellas, explorar sus ideas y visibilizar aquellas experiencias que se han atrevido a cambiar las estructuras del modelo educativo de la escuela tradicional.
Más de 90 entrevistas a educadores, académicos, profesionales, autores, madres y padres; un recorrido por 8 países de Iberoamérica pasando por 45 experiencias educativas no convencionales; más de 25.000 seguidores en las redes sociales antes de su estreno y un total de 704 coproductores que participaron en su financiación colectiva, convirtieron a "La Educación Prohibida" en un fenómeno único. Un proyecto totalmente independiente de una magnitud inédita, que da cuenta de la necesidad latente del crecimiento y surgimiento de nuevas formas de educación.




Si quieres que la peli esté en tu idioma podes ayudarnos a través de nuestra plataforma de traducción colaborativa, escribenos un mail a: traducciones@educacionprohibida.org

Sumate a: http://reevo.org

Sitio Web Oficial: http://www.educacionprohibida.com
Mapa de Proyecciones Independientes: http://proyecciones.educacionprohibida.com/mapa/

Se permite y alienta la copia, modificación, adaptación, traducción y exhibición pública de esta película, siempre que no existan fines de lucro y se mantengan estas mismas condiciones. Copyleft 2012. La cultura se protege compartiéndola.

Licencia: Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0

Facebook: www.facebook.com/laeducacionprohibida
Twitter: @EdProhibida / #YoViLep

3 comentarios:

  1. La verdad es que el tema parece muy interesante. Al menos, a mi me parece atractivo. Me gustaría ver la película, así que mandaré ese e-mail, aunque me imagino que no habrá problemas para ver el documental en español ¿no?.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Es en español y la han subido gratis a todas partes. Que corra el conocimiento de como hay otras formas de hacer. Un abrazo.

    ResponderEliminar