lunes, 3 de diciembre de 2012

EL JAQUE MATE - Arte para el despertar

Aquí siempre hemos defendido que el arte es la expresión del ser. Si damos como cierta esta premisa, al margen de lo que consideremos cada uno como bueno o malo, lo que seguro que deberemos admitir es que todo lo que sale de nosotros es arte. Nuestra obra será entonces el conjunto del total de nuestras expresiones, ya sean éstas nacidas de lo que pensamos o de lo que sentimos. Una obra de arte en constante transformación, proyectada desde el interior de cada uno de nosotros, generando el escenario de nuestra experiencia, el juego que conocemos como "nuestra realidad" ni mas ni menos.
El arte es por tanto lo que expresamos desde donde sentimos y creemos y es al mismo tiempo lo que forma la experiencia elegida, porque elegimos siempre aunque lo hagamos de forma inconsciente. Ahí está precisamente lo que a mi personalmente más interesa, porque si elegimos cada uno de nosotros lo que estamos expresando y experimentando, significa que el poder no está afuera y que esencialmente es nuestro. Nuestra es pues la responsabilidad a la hora de elegir consciente o inconscientemente participar de algo dentro de todo lo que ocurre en esta obra de arte que creamos juntos y que llamamos "nuestra vida". 
Lo que está claro es que necesitamos conocer nuestra obra sin velos para poder descubrir la verdad de lo que estamos generando ya sea de forma consciente o inconscientemente. Si conocemos lo que ocurre en nuestro escenario, si entendemos lo que de verdad estamos creando y somos capaces de reconocernos artífices de todo ello, entonces podemos empezar a usar ese mismo poder para imaginar algo tal vez distinto, más acorde a nuestra voluntad consciente. 
Lo primero que puede ocurrir si uno lee el Jaque Mate y conoce por primera vez la información que allí se comparte, es que la razón que ampara a veces nuestra ignorancia se decante por desacreditar lo que sus ojos estén leyendo y el lector escoja seguir durmiendo. Es fácil sentirse seguro dejandose llevar por lo que supuestamente ya sabemos desde la programación oficialista que desde la escuela, la familia, las religiones, los medios y los estamentos  se han encargado de repetirnos toda la vida. Otra trampa al conocer lo que el Jaque Mate nos cuenta sería la de creerlo y enojarse buscando responsables externos, poderes contra los que nos sentimos demasiado pequeños como para poder ganar en un campo de batalla que en realidad, solo es un reflejo de lo que ocurre dentro de cada uno de nosotros. Una tercera trampa al leer el Jaque Mate será la de sentirse suficientemente fuerte como para empezar la lucha contra un sistema diabólico del que no nos sentimos parte integrante. Siento decirles que cualquiera de las tres opciones delega nuestro poder hacia afuera y nos deja a merced de las llamas.
Como el artista que no cree ser el autor de la pintura que encuentra en su estudio por la mañana, descansando en su caballete tras una noche intensa de creación, observando ante sí una obra que no le agrada y con la que se ensaña  atacando el lienzo con un cuchillo hasta destruirla, nosotros podemos caer en el mismo patrón. Sentirse las víctimas de un sistema que manipula y destruye, ya sea para asumirlo con sumisión o ignorancia como para desenterrar el hacha de guerra,  no tiene mucho que ver con entender que somos nosotros mismos los que lo estamos cocreando todo lo que experimentamos sin saberlo. Tomar el poder no es luchar contra algo sino más bien respirar y admitir desde donde estamos proyectándo, porque ese algo siempre sale de nosotros mismos y saberlo es comprender que el poder está en nuestra capacidad de generar realidad propia. Así pues, si en lugar de emprenderla con la bestia lo que hacemos es abrazarla, amarla y observarla para saber que nos cuenta de nosotros, nos dará la posibilidad de tomar los pinceles y simplemente decidir pintar otra cosa encima. Ese es una vez más nuestro poder, y para usarlo tenemos que saber donde estamos y desde donde nos manifestamos. Para eso existen los que destapan la verdad tras el velo.

Muchas páginas Web con mejor o menor fortuna tratan de conocer y contar que puede estar ocurriendo realmente en nuestra pintura colectiva y eso es de agradecer , siempre que no caigamos en una de las tres trampas nombradas hace un rato y sepamos usar ese regalo para empezar a escoger conscientemente que deseamos pintar en nuestro lienzo colectivo. Al margen de lo que creamos o de simpatías o antipatías personales que despierten en nosotros estos "artistas" que se dedican a destapar la verdad acusados muchas veces de conspiranóicos, creo que es responsabilidad nuestra observar con la mente más abierta y sin juicios, porque lo de menos son los mensajeros y lo que hacen en sus vidas o incluso lo que piensan de tal o cual tema. Aquí se trata de abrazar lo que vibre con nosotros y contemplar que se nos mueve al leer, en este caso, evidencias tan bien trazadas sobre como estamos cediendo nuestro poder continuamente. Recuerden que un día para todos la tierra era plana y quien dijera lo contrario era quemado o fruto de burlas y linchamientos.

El periodismo debería ser, dicho lo dicho, el arte de comunicar lo que ocurre dentro de nuestra propia creación, lo que estamos creando entre todos, aunque aún muchos no sean conscientes del poder que contenemos. Recuerden una vez más y a riesgo de hacerme pesado, que todo lo que nos rodea es en realidad nuestra obra de arte colectiva, creada desde nuestros pensamientos y emociones, aunque la mayor parte de lo que proyectamos desde dentro hacia afuera lo generemos de forma inconsciente. La física cuántica tiene claro que los electrones crean la realidad a partir de lo que piensa y siente el observador. no estamos hablando pues de fantasía. 
Por eso es precisamente por lo que el Jaque Mate me parece, ahora más que nunca, una obra de arte viva y consciente que merece ser destacada. Arte de denuncia, como no, pero arte de denuncia de la de verdad y no de postal. 

Rafael Palacios es el responsable de que este periódico que solo sale una vez esté ahora en la calle. Un periódico gratuito del que aquí adjuntamos pdf en varios idiomas. Recomendamos su lectura y les invitamos a observarlo como una obra de arte viva, estén de acuerdo o no con su contenido, les caiga bien o mal el mensajero, les cueste o no creer todo lo que en él se argumanta. Lean y en lugar de sacar conclusiones pensando, sientan que se les mueve. Eso es lo que hace el arte realmente, mueve y conmueve o deja indiferente. Lo demás no importa. Si sienten que les nutrió, corran la voz porque la información es para todos.

Víctor Brossa


JAQUE MATE EN FRANCÉS pdf


.......................................................

1 comentario:

  1. Esta es la clase de información que se busca a nivel consciencia, gracias Rafa y gracias Victor

    ResponderEliminar