lunes, 23 de julio de 2012

Víctor Brossa charla con Jose Luís Parise en un nuevo Proyecto Syneidesis


Muchos conocen ya a Jose Luís Parise, un hombre que traspasó la psicología para buscar desde su propio proceso personal el sentido de la vida espiritual aplicable a nuestro día a día. No se trata de separar lo espiritual de lo material, sino más bien abrazarlos a ambos desde donde estamos y sentimos. Jose Luís Parise es el autor de "Los 11 pasos de la Magia" y charla en Proyecto Syneidesis de su experiencia personal y de como los grandes Maestros arquetípicos son, al fin y al cabo, espejos y posibilidades que nos muestran lo que podríamos hacer para conectar con nuestro verdadero potencial de generar una realidad propia consciente.
Casi dos horas de charla sin desperdicio, donde es una vez más el mensaje y no el mensajero lo que interesa abrazar aquí. Eso si, en mi caso, el mensajero Jose Luís Parise y su representante fueron personas maravillosamente amables, educadas y sobre todo, de las que te miran a los ojos y te ven cuando te hablan y escuchan. Un verdadero regalo para mi que agradezco públicamente. Espero que lo disfruten.

Víctor Brossa




......................................................................


sábado, 21 de julio de 2012

EL MUNDO FELIZ


Cuando indagamos en la esencia del deseo humano, parece claro que lo que descubrimos es una absoluta contradicción. Me refiero a que el deseo en sí acostumbra a ser claro en su superficie: La mayoría de hombres y mujeres lo que de verdad desean es ser felices. Da igual ahora la forma en la que se camina para conseguirlo. Sea más o menos acertada y dejando de lado cualquier juicio, lo que parece indiscutible es que, el fin que acostumbramos a perseguir la mayoríade los seres humanos es nuestra propia felicidad. Pero si buceamos en las profundidades del inconsciente, descubriremos que los verdaderos deseos que irradiamos y proyectamos la mayor parte del tiempo, tienen poco que ver con lo que podría considerarse un escenario para la felicidad. Me refiero a que nuestra vida no es casual, ni vamos a la deriva en función de lo que otros más poderosos hacen con nosotros. Nuestra vida es nuestra y la escogemos a cada instante, aunque te pese escucharlo o leerlo aquí. Tu vida es la creación que resulta de lo que proyectas desde lo que deseas. Desde lo que crees, piensas y sientes. Si otros te manipulan es porque lo permites. Porque aceptas vivir esa experiencia. Porque la creas. Nosotros somos responsables de cada cosa que ocurre a nuestro alrededor. Así de contundente y así de duro y maravilloso. Duro porque es terrible abrazar esa parte de sombra que admite que disfrutas sufriendo, juzgándote y culpándote constantemente, aunque no seas consciente de ello… y maravilloso porque tenemos el poder de cambiar lo que no deseemos cuando queramos, cuando lo decidamos verdaderamente desde cada célula de nuestro cuerpo. Podemos aspirar a seguir viviendo desde otro paradigma. 

Ahora, siente desde el corazón si de verdad eres feliz en tu vida o si te engañas creyendo que lo eres. Admite si lo que en verdad haces es atraparte en el papel de la víctima que no puede y no quiere abrazar su propia responsabilidad y poder. Mira dentro de ti y pregúntate que es lo que tanto te asusta, que te lleva a interpretar tantas veces el papel del abusador o del abusado. Piensa por qué solo te quejas en lugar de hacer algo para remediarlo. Sentir miedo es digno y es humano, y tú eres valiente y puedes afrontar lo que temes en lugar de seguir apartándolo por más tiempo. Mira al miedo a la cara y atrévete a abrazarlo. Eso es ser valiente en realidad. Admitir lo que no quieres ver de ti para poder transmutarlo desde el amor, desde la integración. No te niegues más tiempo. Toda negación es una chispa que enciende el grito de guerra.
En el Planeta Tierra hay cosas maravillosas y vivimos momentos sublimes muchos de nosotros, pero si somos sinceros, admitiremos que nuestro mundo tal y como está hoy, manejado por las guerras, el poder, la corrupción, la negación de los valores fundamentales y el engaño, no parece un escenario ideal para la felicidad y la armonía, por lo menos no para la mayoría de los que sufren y pasan carencias, así que es evidente que no deseamos ser felices en realidad, aunque digamos o creamos todo lo contrario. Eso ocurrirá hasta que hagamos las paces dentro, donde aún luchamos contra el juicio de lo que no queremos admitir que también es parte de nuestro ser. En el fondo nos gusta el drama y la infelicidad, y esa es la primera cosa que podemos admitir para entender dónde nos encontramos proyectando. Absorbemos modelos de felicidad y los reproducimos. Modelos creados para limitarnos. Modelos de felicidad que nos programan para abortar la chispa de nuestra verdadera forma esencial de sentir. No es el corazón el que los genera. Creemos amar y amamos como nos enseñaron de niños o como nos cuentan las películas o las canciones. Repetimos propaganda que nos programa para ser parte de un supuesto mundo feliz. Un mundo feliz que nos han vendido para nosotros, cuando lo es solo para unos cuantos. Un mundo aparentemente feliz que nos libera de las verdaderas responsabilidades, una vez más, y nos deja en un absoluto estado de dependencia.

Ese es el principio de la esclavitud a la que nos sometemos voluntariamente cada día. No deseamos asumir la responsabilidad de nuestras creaciones. No nos atrevemos a cambiar las cosas desde nuestro verdadero poder y por eso, o bajamos la cabeza, o gritamos delante de cualquier banco mientras guardamos nuestro dinero en él, o cerramos los ojos como si nada ocurriera. Incluso algunos valientes luchan afuera avivando el fuego que hace más grande la división que existe dentro de cada uno de nosotros. Es más fácil culpar a otros que responsabilizarnos de aquello que generamos desde dentro, desde la incoherencia que hace que yo dependa de un banco, guarde en él su dinero y luego me manifieste contra éste. Es comprensible y maravilloso pero no es coherente si usas lo que detestas porque vas en tu propia contra. O dejamos de depender de algo o dejamos de ir en su contra si nos amamos un poco. En todo caso podemos ir desprendiéndonos de aquello que no deseamos paso a paso, pero con amor… o la cosa no termina funcionando nunca. No somos conscientes de que cada cosa que nos ocurre, cada segundo que vivimos, es parte de nuestra propia elección y es consecuencia de nuestra propia creación. Ahí está el poder real, el de la decisión coherente que no proyecta un enfrentamiento sino la seguridad que no necesita luchar para ser y estar.
El mundo feliz que nos venden es el mundo que nos desconecta de nuestra verdadera esencia. Nos dejamos cuidar por el diablo, (diabolo = el que calumnia), por el que alimenta la ilusión de un mundo que aceptamos sin pestañear desde que nacemos. Un mundo que co-creamos sin saberlo cada vez que deseamos lo que otros nos hacen desear, pensar y sentí.  Hemos aprendido a desear lo que no queremos. Hemos aprendido a abortar nuestros verdaderos sueños. Así vivimos y así morimos. Pero es hora de despertar a la magia de nuestro poder creador. Es hora de hacerse conscientes y es hora de escuchar lo que nos pide el corazón. Desde ahí no existe enfrentamiento ni lucha, solo integración.
No queremos un mundo feliz a cualquier precio. No deseamos la felicidad del inconsciente, del manipulado que sirve de ganado y es engordado para nutrir a otros. Nuestro fin no es el matadero. Lo que nuestro corazón desea en realidad, al menos el mío, es la felicidad del consciente, del sabio, del que elige, del que es libre y desde allí actúa. Pero para ese mundo feliz consciente necesitamos hacernos responsables, no me cansaré de repetirlo y gritarlo si es necesario,responsables de nuestros actos, pensamientos, deseos y emociones. También de nuestra sombra desterrada por el miedo que sentimos a abrazarla, a admitirla. Para llegar al mundo feliz consciente debemos integrar nuestro lado oscuro y hacernos responsables de lo que proyectamos. Es tiempo de hacer la paz con nosotros mismos y de confiar en el corazón. Solo así llegaremos al mundo verdaderamente feliz que buscamos desde nuestra esencia más pura. Al otro mundo feliz, ese que te venden por ahí para que este  sistema monstruoso siga creciendo a nuestra costa, a ese mundo feliz lleno de desdicha… abrázalo con amor para que puedas transmutarlo de una vez, porque solo así dejará de existir. ¿Cómo? Dejando los juicios y siendo lo que deseas ser, sin más. Yo me animo a intentarlo y aunque fracase cada día en el intento… no pienso desistir. 

Víctor Brossa

viernes, 20 de julio de 2012

EL ARTE DE EDUCAR EN CASA


Aquí les dejamos un texto extraido de la revista "El Baifo". Se trata de una entrevista a Sibila, una mujer que decidió educar a sus hijos en casa. Un interesante testimonio que rompe muchos esquemas y abre puertas y ventanas a un nuevo sistema educativo natural y espontáneo que hará tirarse de los pelos al que tenga la mente cerrada. Es un poco largo pero vale la pena y se lee muy bien.

La no escolarización, una opción educacional más
Entrevista a Sibila (Realizado por la revista “El Baifo”)

Cada vez son más las familias españolas que deciden no llevar sus hijos a la escuela haciendo para ello legalmente uso de sus derechos constitucionales. Cada una acoge un “sistema educativo” diferente, propio y personal. Aquí Sibila, a través de su testimonio, nos muestra diversos valores que la empujan a descolarizar a sus dos hijos.

Nombre de los integrantes de la familia, dónde viven, procedencia, edades y profesiones de los padres, edades y sexo de los niños... De estos datos, ustedes nos aportan lo que quieran.

Mi nombre es Sibila, especie de nombre iniciático de Nuria Aragón Castro (17-09-1971) y, entre las diversas cosas que hago, reivindico nuestros derechos para no escolarizar por lo que no necesito anonimato. Vivo con mis dos hijos físicos Leila (niña, 26-03-1996) y Altair (niño, 22-08-1997) que no van a la escuela ni han ido nunca ni tenemos intención de que vayan. Vivimos en la finca Amor y Vida - Amor y Luz, a unos 6 Km. del pueblo El Hoyo de Pinares, Ávila. El padre no vive con nosotros. Desde hace casi un año se vinieron a vivir a la finca más gente y estamos creando una comunidad crudivegana. Entre esa gente, hay más niños que tienen entre 3 y 6 años. Todos ellos iban antes a la escuela y han salido de ella ahora tras venirse a vivir a la finca.

Nací en Madrid-España, en una familia intelectual con un nivel socio-económico medio-alto. A los 17 años recién cumplidos me emancipé. Leila y Altair nacieron en partos naturales domiciliarios, en Fresnedillas de la Oliva (Madrid). (El padre es de El Escorial).

No tengo aquello a lo que soléis denominar profesión. He estudiado varias cosas y trabajado en muchas, pero hace cuatro años decidí trabajar sólo para el Universo, por lo que simplemente hago aquello que siento. Es decir, soy una Botones del Universo.

Tengo varios libros publicados en la Editorial Mandala ("Vida Libre y Natural” -con un capítulo dedicado a la no escolarización-, "Sentimientos, dibujos y reflexiones espirituales", "Cuentos naturistas para niños y adultos", "Observando a la vida" y “ Mística en la Vida Diaria”).

Actualmente estoy terminando de escribir uno sobre la no escolarización ("Enseñanza no Oficial"). También escribo diversos artículos, acompaño partos naturales, guío satsangs, doy charlas, recolecto fruta, asesoro sobre alimentación, salud y sencillez de vida, construyo casas, educo niños, pinto, hago artesanía, etc... Depende de lo que se necesite de mi y de lo que el universo me ofrezca.

1. ¿Por qué decidieron educar a sus hijos en casa? (Quisiéramos que en la respuesta, si es posible, nos aclararan si alguna vez los niños estuvieron escolarizados, dónde y por qué dejaron de estarlo; qué opinan de la educación institucionalizada, si tienen datos de la calidad educativa de Canarias –o el lugar en el que residan-, la labor de los docentes y, en definitiva, qué opinión les merece la situación educativa en las islas –o en el lugar en el que residan-).

No escolarizo a mis hijos por infinidad de razones, ya no sólo por la calidad educativa, sino por todo lo que la escuela conlleva de valores, costumbres y polarización social además de no compartir gran parte del temario y sentir que es una manipulación de masas increíble.
No las considero sanas a nivel físico, psíquico y, mucho menos espiritual. Considero que lo primero que tendríamos que hacer es buscar la Unicidad para con el Todo y, desde ahí, simplemente permitirnos Ser y entregarnos a los demás. Las escuelas no tienen esa finalidad, ni tan siquiera las alternativas y transmiten mucha inseguridad personal. Acabamos mirando a fuera y creyendo más en los demás que en nuestro propio Maestro Interno.

2. ¿Cómo tuvieron conocimiento de la posibilidad de educar a sus hijos en casa y de qué forma se vincularon a esta propuesta educativa? ¿Con qué asociaciones que defiendan esa propuesta educativa mantienen actualmente contacto y qué otras conocen?
El Planteamiento surgió ya antes de estar embarazada del padre, por su fuerte anhelo a que no castrasen a los niños. Él es muy aficionado al ajedrez. Sabía de campeones mundiales que han triunfado en su vida sin haber ido a la escuela. Yo creía que era ilegal y que, para colmo, el peso de la educación recaería sobre mí, asustándome. Ahora veo que no soy yo quien les educa, sino la vida misma. La educación viene de dentro hacia afuera, no de fuera hacia adentro. Decidí dejármelo sentir y, en cuanto los miedos se disiparon a los pocos días, deje de cuestionármelo. La escuela me parecía antinatural, una ruptura.
Estoy vinculada con “Crecer sin Escuela” y con “ALE”. Sé de muchas asociaciones internacionales pero no tengo contacto con ellas, sólo con gente particular que viene buscando apoyo y consulta particular del tema.
Conozco a más familias de diversas zonas pero nunca vamos a visitarlas. Nos basta con saber de su existencia, aunque hace unos meses hemos tenido contacto por e-mail con una familia que no conocíamos y vive en un pueblo relativamente cercano de Madrid, con la que queremos contactar más directamente.

3. ¿Hay otras familias en su lugar de residencia en su misma situación con las que mantenga contacto? ¿Existe algún tipo de colaboración? En caso afirmativo, explicar de qué tipo de colaboración se trata.
Hace unos meses se han venido a vivir a la finca varias familias con niños pequeños que los han desescolarizado.
¿Nuestra colaboración? Aunque independientes entre todos, formamos un sólo cuerpo, una bella familia.

4. ¿Han tenido algún problema legal? ¿De qué forma lo han solucionado?
Bueno, lo que se dice problema, no. ¿Cómo tenerlos si todo lo que hacemos es legal? Cierto que infinidad de veces nos han denunciado gente desconocedora e inocente y desde hace algo más de medio año los Servicios Sociales de Castilla y León intentaron ejercer mayor presión con 4 ó 5 visitas, varias cartas, e-mail y demás. Digamos que han estado un tanto descolocados con nuestra situación. No conocían nada similar y no sabían como actuar. Los funcionarios no se saben las leyes, tan sólo las rutinarias de uso. Por ello, la labor de los pioneros que abren camino es la de transmitírselas con amor, sin juicio, para que hagan mejor su labor y a eso nos hemos dedicado estos meses. Hace una semana, recibimos una notificación donde nos comunicaban el cierre y archivación del caso al "no existir motivos que justifiquen la acción protectora de esta Entidad Pública pues, aunque la familia tiene un estilo de vida distinto del habitual, los menores tienen cubiertas todas sus necesidades básicas, afectivas y de educación".

5. La opción por la educación no escolarizada de sus hijos, ¿ha cambiado la forma de vida familiar? ¿De qué manera?
Lo que realmente ha cambiado mi estilo de vida no ha sido la no escolarización, sino el aumento de la sinceridad y consecuencia para conmigo misma, por lo que simplemente he seguido mi camino, aquel trazado incluso antes de mi nacimiento, no habiendo ningún giro en él con la llegada de Leila y Altair y su no escolarización.

6. ¿Cuál es el método de enseñanza que aplican con sus hijos? ¿Con qué materiales educativos trabajan? ¿Tienen algún horario específico de formación? ¿Los implican con el entorno, con el lugar en el que viven? ¿Reciben algún apoyo externo a la familia? ¿Acuden a alguna academia o centro para completar su formación (idiomas, deporte, artes...)? ¿Llevan a cabo algún tipo de programación del aprendizaje? En caso afirmativo, ¿En función de qué planifican? ¿Cómo evalúan ustedes los conocimientos adquiridos? ¿En qué medida toman como referencia la educación institucionalizada?
Con ellos no aplico ningún método de enseñanza. Simplemente intento vivir del modo más puro posible e irradiarles mi Luz. Desde que nacieron me acompañan a todos los sitios a los que voy y en todo lo que hago, sea social, laboral, familiar, espiritual, asociacional, de ocio, etc... Ellos aprenden de ello lo que quieran aprender cuando lo desean aprender. Por ejemplo, el 28 de enero vinimos a Creta, Grecia y estaremos aquí en total cerca de mes y medio. Durante este mes voy acompañar un parto natural domiciliario, asesorar sobre lactancia, cuidados del recién nacido, alimentación, etc..., voy a una Iglesia Ortodoxa a ayudar a pintar frescos de iconos gigantescos, meditamos mucho, recolectamos aceitunas, hierbas diversas y leña. Leemos la Biblia, tocamos la guitarra, vamos a comprar y a la playa, contesto e-mail y cartas, escribo un libro... y todo lo hago en compañía de ellos. Si quieren también pueden aprender el idioma, geografía y arte e historia, así como matemáticas (comprando). No les llevo de turismo pero viviendo aquí respiran el arte, la historia, la sociología, la botánica y la etnología del lugar. Así es como les enseño algo. Digamos que las enseñanzas no son individuales o independientes sino que éstas van juntas, en bloque. No hay clases de idioma, música, arte, matemáticas, biología, geología, religión, historia, gimnasia... Sino que todo está integrado, es Uno. ¿Cómo buscar la unicidad para con el todo si ni nuestra propia vida está unida? Repito, para mi lo más importante es que se sientan conectados con el Cosmos, pueden ser ellos mismos y se expresen en el amor.

No trabajamos con ningún material educativo más allá del que nos ofrece la vida real del mundo de los adultos, aunque sí tenemos una enciclopedia, un buen atlas y muchísima bibliografía, espiritual, científica y literaria.
Jamás me he puesto a ninguna hora concreta a enseñarles nada. Intento contestarles a todas sus preguntas cuando surgen y dedicarles tiempo cuando me lo reclaman, bien sea para jugar, pasear, escribir, leer, meditar, charlar, bailar, pintar, hacer música, comer o lo que sea.
Están igual de implicados en mi vida y en nuestro entorno que yo. Igual de implicados en mi vida afectiva, social, laboral, intelectual, asociacionista, etc...
No recibo ningún apoyo externo de la familia ni estatal ni nada de eso.
Poseemos muchísimas amistades profundas y sinceras. Ellos se relacionan con ellas al igual que con la numerosa gente que viene a la finca, de modo independiente, no por ser mis hijos.
No acuden a ningún sitio extraoficial u academia. Bueno, acuden a la academia de la Vida y de uno mismo ¿Te parece poco?
No planificamos nada. Simplemente vivimos y nos permitimos Ser, acoger lo que el Universo nos trae tal y como nos lo trae. Vivir el Aquí y ahora...
Tampoco evalúo los conocimientos adquiridos pues, realmente, aunque te parezca borde o una burrada, no me importan. Lo que me importa es su equilibrio interno y su espiritualidad y, aún así, es su camino, no el mío. De lo que realmente he de preocuparme es de ser una persona impecable, equilibrada y serena, llena de luz, amor y divinidad. Desde ahí, irradiarles y protegerles pero no sólo a ellos, sino a todo.
No tengo para nada en cuenta la educación institucionalizada. Ya te digo, no comparto la temática de las escuelas ni su concepto de sabiduría. Para mí el más sabio no es el que más conocimientos intelectuales tiene, sino el que más recursos internos posee. La sabiduría no está en la Universidad, sino en el Ser.
Nunca he ido a informarme para mis hijos físicos de cómo funcionan las escuelas pues no forma parte de mi camino ni búsqueda ni transmisión.

7. Este modelo educativo que ustedes han adoptado, ¿de qué manera está influyendo en la socialización de sus hijos? ¿Hay alguna preocupación por reforzar los vínculos con otros niños?
No me inquieta tampoco este tema. Leila y Altair son muy sociables y se adaptan a cualquier situación. A su vez, son muy introspectivos, independientes y solitarios. Con eso me basta. Por lo que he podido ver también en otros niños no escolarizados, suele ser común de todos ellos que saben tratar a gente de todas las edades, aprender de todos y amar a todos, no sólo a los de su edad.

8. ¿Creen que esta opción educativa puede cerrarle las puertas para que, en un futuro, sus hijos puedan trabajar en lo que quieran?
No. Considero que aquel que está seguro de sí mismo y conectado con el todo es el que realmente se "come el mundo", es feliz, puede trabajar en cualquier cosa y lo hace en aquello que realmente desea.
Pienso, siento y veo que este tipo de enseñanza conlleva muchísima seguridad en uno mismo, tanto para los padres como para los hijos.

9. ¿Han pensado incorporar a sus hijos al sistema educativo reglado? ¿En qué momento? ¿Por qué? En caso afirmativo, ¿creen que habrá algún desfase en cuanto a conocimientos y que tendrán problemas de adaptación a las dinámicas escolares?
No aunque siempre será lo que ellos decidan. Es su camino, no el mío. Ellos han de seguir a su Maestro interno, no a mí. Si alguna vez me lo piden, irán a la escuela o universidad que deseen e intentaré apoyarles y ayudarles. No sé si en ese caso habría desfase de conocimientos. Supongo que sabrán intelectualmente mucho más de unas cosas y menos de otras pero, si desean aprender, aprenderán en poco tiempo.
La adaptación a las dinámicas escolares no tiene por que ser un problema si ellos aprenden desde siempre que toda acción conlleva muchas cosas, algunas deseables y otras no, aprendiendo a hacerse responsables de sus decisiones y sentimientos, así como consecuentes en ello. Moldeables y adaptables.

10. ¿Qué beneficios aporta a la familia en general, y a los niños en particular, la educación en casa? ¿Hay perjuicios o problemas?
¿Problemas? ¡Ninguno! ¿Qué es un problema? Cierto que requiere mucha mayor inversión de energía por parte de los padres pues han de estar con ellos 24 horas aunque en este caso, los padres vivimos separados y la mayor inversión de tiempo recae sobre mí, pero supongo que aunque estén los dos padres, es igual. Si eres sincero contigo mismo y con los demás, no te sientes mal ni desgastado pues no has de mantener ninguna imagen. También puede suponer más gasto económico en algunas familias pero esto no suele ser sólo por la desescolarización, sino también por el concepto de vida.
¿Beneficios? ¿Qué es un beneficio? Si consideras beneficio a aquello que te impulsa en tu caminar solventando más rápidamente la liberación de karmas con el mayor beneficio universal, permitiéndote aflorar toda la pureza de tu amor y de tu divinidad, este sendero está lleno de beneficios.

11. Nos gustaría también que opinaran los niños, comentando qué les ha aportado ser educados en casa y qué opinan ellos de la institución escolar.

Les he leído la pregunta y esto es lo que me han dicho (no he añadido ni quitado nada):

* LEILA: Me gusta que mamá está mucho para mí, que puedo estar con ella. Aquí no me castigan si hago algo mal o llego tarde. Aquí no tengo que hacer matemáticas ni cosas de esas. Confío más en lo que dice mi madre que la profesora. Si mi mamá me dice algo mal, me entra por un oído y me sale por otro pues ya la conozco.

En el cole hay que estar mucho tiempo y no puedo estar tanto con mi mamá.

Es más divertido estar en casa, puedo estar jugando todo el rato que quiera y puedo hacer lo que quiera.

En la escuela me dicen cosas que no son verdad, me lo ha dicho mi mamá y la creo.

Creo que mi vida es más espiritual en casa que en el cole.

Me parece más sabio estar en casa pues estoy mejor, no te dicen mentiras y no tengo que estar todo el rato haciendo cosas. Pienso que los padres que llevan niños al cole es porque no quieren estar todo el día con ellos o no pueden.



jueves, 19 de julio de 2012

MAS SOBRE INTEGRACIÓN: Víctor Brossa


"Abracé la dualidad desde el corazón, allí donde los contrarios se saben complementarios. Aprendí a amar por igual mi luz y mi sombra… y desde la más perfecta de las armonías empecé a integrar.
Cesó entonces todo fuego, todo juicio y toda culpa y supe que transitaba un camino con corazón desde el que poder empezar a encarnar, aquí y ahora, el cielo en la Tierra".

Víctor Brossa, fragmento de la introducción de su tercer libro, aún en proceso.


 Mientras Víctor termina su tercer libro, los que estamos más cerca de él nos damos cuenta de como ha ido evolucionando su discurso como fruto del compromiso que ha adquirido a la hora de aplicar aquello que forma su propio proceso de vida. Es más que evidente la influencia de su mujer Ariadna en esta transformación, excelente terapeuta y canalizadora, pero sobretodo, grandísima guerrera de lo esencial. No dudamos ni un segundo a la hora de admitir que ambos forman un reflejo del complemento que puede establecer masculino y femenino cuando ambos seres abrazan y bendicen el poder del espejo del otro. Esa fuerza creadora indestructible que puede generar la unión de lo masculino y lo femenino construyendo juntos, es uno de los secretos mejor guardados desde donde interesa poco que hombre y mujer se encuentren realmente. 

Víctor Brossa tiene siempre presente a su mujer Ariadna en sus charlas, en sus libros, en su vida porque sabe que desde que se proyectan juntos ambos se influencian y crecen a la par. Se ayudan, se acompañan, se respetan. Eso no significa que cada uno renuncie a su propia proyección, sino que ambos construyen desde lo complementario.
Víctor nos dice que creó a Ariadna. Ariadna nos susurra que ella creó a Víctor. Ambos son conscientes de que  creamos  lo que construye nuestra experiencia de vida, el escenario desde el cual nos experimentamos, a través del cual nos alimentamos de vuelta. 
Es tan importante la integración entre masculino y femenino como entre luces y sombras. Por eso Víctor tiene tan presente en su discurso de los últimos tiempos la palabra INTEGRACIÓN. Tanto es así, que sus últimas tres conferencias, siempre improvisadas, se titularon igual: INTEGRACIÓN. Una la dió en Cartagena y ya la publicamos hace unos días. Las otras dos fueron en Zaragoza y Madrid. Aunque al no prepararse sus charlas, muchos conceptos se repiten, cada una tiene sus regalos nacidos de la creatividad y espontaneidad de Víctor y hemos considerado interesante para el que lo desee la posibilidad de añadir aquí la charla de Madrid sobre INTEGRACIÓN para que conste el documento y para los que deseen disfrutarla. 

Un fuerte abrazo del Equipo de Galería la Línea




lunes, 16 de julio de 2012

EL ARTE-SANO: La influencia del ARTE en nuestras vidas


Este reportaje se publicó hace un tiempo en la revista LQF. Hoy lo rescatamos para los que estén interesados en saber algo más sobre el ARTE desde otro punto de vista tal vez más abierto y profundo.

EL ARTE-SANO 
por Víctor Brossa

Una mujer que trabajó cinco años en una galería de arte contemporáneo muy importante de Berlín, me comentaba que durante algunas temporadas y de forma inexplicable, había sufrido estados depresivos intermitentes fuera de lo común. Un día se dio cuenta que esos estados coincidían en el tiempo con exposiciones de carácter muy oscuro que ellos presentaron. He de puntualizar que se trata de alguien muy racional, reacia a creer en lo que la mente no pueda explicar, cosa que lejos de desacreditar su testimonio le da una mayor credibilidad a la experiencia que me compartió.

Se percató por ejemplo que en el período de máxima depresión, tuvo que convivir ocho o diez horas al día con las obras de un pintor que se jactaba precisamente de pintar todo aquello que nacía de su parte más retorcida e infrahumana.

Lo curioso es que una vez clausurada la exposición, ella empezó a recuperarse de forma asombrosa, dándose cuenta de cómo afectaba el tipo de arte con el que convivía a su salud física y mental.

Salvo en el caso de honrosas excepciones, a nadie parece interesarle en el mundo del arte lo que de verdad  es saludable o no, sino mas bien el dinero que se gana o se ahorra en cada proyecto que se emprende o el efecto visual, intelectual o emocional que causará en el espectador, vanagloriándose algunos artistas de sacudir con sus creaciones nuestra salud mental y emocional.

En el caso por ejemplo de la arquitectura, parece existir un total desconocimiento entre muchos de  los que se hacen llamar arquitectos contemporáneos de los beneficios de la geometría sagrada aplicada. No es casual que cuando uno recurre al conocimiento antiguo, encuentra que chinos, griegos o egipcios por poner ejemplos significativos, entendieron que todo espacio, color y forma emiten vibraciones que programan poderosamente el entorno e influencian de una forma directa en la salud de los que conviven en él.

No se crean ni por un momento que la geometría sagrada de las pirámides de Egipto o América es fruto de una casualidad, como tampoco lo es el hecho de que todo el arte griego esté basado en la proporción dorada. No podemos olvidar tampoco a los constructores de catedrales, especialistas en crear espacios sagrados que buscaban la resonancia perfecta y que se asentaban siempre sobre puntos telúricos específicos,  favorables para la vida y el encuentro con uno mismo.

Cabe decir que el Feng shui de los chinos empieza a aplicarse cada vez con mas frecuencia hoy en día gracias a arquitectos de conciencia, pero la voz imperante en nuestro mundo moderno del que tantos se vanaglorian, parece estar mas interesada en atentar contra la vida y la salud que en ensalzarla. No me interesa si se trata de puro desconocimiento o de una maniobra orquestada desde lo más alto de la pirámide. Nosotros somos siempre los responsables de lo que ocurre a nuestro alrededor y nuestra amnesia e ignorancia no nos eximen de responsabilidad. Nuestro deber es despertar y recordarnos desde nuestro centro, donde contenemos todo el conocimiento, y proyectar esa coherencia afuera, en nuestro mundo. 

Deberíamos gritar cada vez que nos encontramos con enormes y modernos edificios llenos de ventanas que no se pueden abrir, desafiando las leyes de la vida con sus cien mil esquinas apuntando a todas partes mientras los aires acondicionados van jubilando poco a poco al aire fresco que nos brindaba chi a raudales, o el verde de árboles y plantas naturales es sustituido en plazas y antiguos parques por el gris del asfalto y el metal.

Hace poco leía que Michael Jordan, exjugador de baloncesto de la NBA, compraba una mesa de metal creada por no se que artista, una mesa de aluminio agujereada con 32,296 hoyos.
Dan Winter nos advertía en el V Congreso de Ciencia y Espíritu de Barcelona que si queríamos evitar que nuestra aura sangrara, retiráramos al menos de nuestra habitación de dormir y cocina, todo el metal que tuviéramos, especialmente el aluminio. La explicación es simple. El comprobó que nuestra aura es un campo electromagnético y la mayoría de metales la dañan creando graves efectos en nuestra salud física.

No me explico entonces de que sirven tantos avances tecnológicos si la mayoría de nuestros colchones están llenos de muelles de metal que nos roban la salud cada día, o tanta sofisticación que solo nos aparta de nuestra voz interior y nos envenena ya sea desde lo que respiramos, sentimos, comemos, bebemos o pensamos.
El arte de hoy en día, y me refiero al que se fomenta desde los intereses económicos, sociales, religiosos y políticos, parece más interesado en deprimirte y alimentar la decadencia que en acercarte a la vida, a la unión fractal  y al amor. Un arte que se concentra en la angustia del ser humano, en el dolor o la tragedia, en la soledad y la ausencia… o sobretodo, en la idiotez y la negación del ser.
Se habla del arte del cine, de los artistas de rock y pop, del arte de la cocina o el arte de la vida. En efecto todo es arte. El arte es la expresión del ser. Pero para saber en que punto está una sociedad solo tienes que observar su arte, la consecuencia de lo que siente, y nuestra sociedad y el arte que se refleja en ella, está enfermo.

En el universo todo lo que existe se expresa, de una forma o de otra, emitiendo vibración, frecuencias, sonido. Y esa música es la expresión de cada ser creando arte desde el estado de consciencia en el que se esté percibiendo. Se generará entonces una retroalimentación perfecta entre el ser que expresa y su propia obra, y se alimentarán uno del otro en un intercambio de energía que puede establecer una espiral ascendente o descendente. Así funciona también el ADN. Por Tanto, si el arte es enfermo, uno se enferma al respirarlo y eso le lleva a expresarse desde la enfermedad en una rueda sin fin de degradación y muerte. Por el contrario, si el arte es sano uno se sana y desde ese estado de salud mental, física y emocional expresa de nuevo un arte aún mas sano, mas lúcido en una espiral que nos va elevando o retornando al estado de amor incondicional primordial.

Sea como fuere, hoy en día deberíamos volver a lo natural y abogar por un arte para la consciencia, para la vida, para ensalzar nuestra soberanía y no para ayudar a destruirla. Crear arte que no enferme, arte sano. Todos creamos nuestra realidad juntos, desde lo que pensamos y sentimos. Todos somos pues responsables de sanar desde nuestra expresión, desde cada acto o pensamiento. Nuestro deber es conocer como afecta lo que expresamos. Ser responsables y soberanos de nuestros actos y pensamientos proyectados. Volver a ser ARTE-SANOS.

Víctor Brossa




jueves, 12 de julio de 2012

Dan Winter y los principios básicos de la verdadera arquitectura saludable

El brillante científico Dan Winter nos regala una entrevista que debería ser materia obligada en las escuelas de arquitectura y si me apuran, en cualquier colegio de educación básica. No solo habla de como debería construirse sino de los materiales y sus efectos sobre la salud, dando importantes claves de como funciona eléctricamente la vida y su relacion con la fractalidad. Imprescindible documento que nos cae como un regalo del cielo. Vale la pena visionarlo varias vecs hasta ir asimilando conceptos. Arquitectura biológica.












































lunes, 2 de julio de 2012

MEDITACIÓN PRÁCTICA DE LA REPROGRAMACIÓN CONSCIENTE - Víctor Brossa

Esta es la práctica aislada del vídeo REPROGRAMACIÓN CONSCIENTE, para los que deseen practicar cada día. Se recomienda hacerlo con auriculares, sobretodo al principio. Se puede usar todas las veces que se considere. Esto es un acto artístico aislado apoyado en la visualización, técnicas heredadas de reprogramación y la psicomagia, y no tiene nada que ver con la terapia de la Reprogramación Consciente y pretenden ser solo una ayuda para recuperar el poder personal que ya existe dentro de cada uno de nosotros. Arte aplicado a la vida diaria desde donde nos hacemos responsables de nuestra capacidad para crear una REALIDAD PROPIA.



........................................................................