domingo, 1 de septiembre de 2013

Superadobe: Aprende a construir con tus manos la casa de tu vida (Entrevistamos a Barbara Más, instructora de Domoterra)


Cómo construir tu propia casa con tierra
y usando tus manos:

Superadobe , Earthbag Building o Saco Continuo de Tierra Estabilizada

Por Victor Brossa

La tierra es un material constructivo natural, abundante y de libre disposición.  Construir una casa con tierra que está bajo tus pies es la forma más fácil y sencilla de obtener un cobijo.

Desde hace 4 años, la técnica del Superadobe ha llegado a España, de la mano de la organización Domoterra. Se trata de una entidad sin ánimo de lucro que fue creada con el objetivo de servir como plataforma de difusión para dar a conocer esta técnica de bioconstrucción en Europa y Africa. Todo aquel que se lo proponga puede embarcarse en la aventura de construir su propia casa, utilizando un método sencillo, seguro y ecológico para crear su hogar en estos tiempos. Siguiendo los pasos del creador de esta técnica, Nader Khalili, miembros del equipo tomaron en 2010 una rigurosa preparación de un mes de duración en el Instituto de Investigación para las Artes y la Arquitectura en Tierra Cal-Earth, que este arquitecto iraní, junto con su esposa, Iliona Khalili, fundaron hace 30 años en California.




Entrevisto a Bárbara Mas, instructora de Domoterra, acerca de esta técnica:


-¿Cómo es posible levantar estructuras de dimensiones tan grandes sin que se caigan?

Bárbara: El Superadobe se fundamenta en la geometría del arco y la bóveda. Son las estructuras más estables de la Naturaleza y que emplean el mínimo material para la obtención del máximo espacio, como ocurre con las conchas marinas, los frutos, un huevo o incluso una pompa de jabón. Estas geometrías se han tomado como base para la construcción de edificios tan duraderos como las catedrales.

-¿Cómo se construye exactamente un domo?
Todo domo se genera a partir de un punto central. Utilizamos un saco tubular continuo que se rellena con tierra, y un estabilizante, que puede ser cal o cemento, según las características de la tierra de la que dispongamos. Estos tubos se colocan por capas, pistas o hiladas de tierra girando alrededor del punto central, ayudados por una pareja de compases. Utilizamos 2 compases para generar bóvedas ojivales, más estables que las semicirculares. Después, compactamos muy bien cada hilada para que conforme un auténtico ladrillo de adobe circular. Entre cada hilada de saco y la siguiente, colocamos un cable de alambre de espino galvanizado, para evitar el deslizamiento de unas capas con otras. Finalmente obtenemos una estructura que trabaja en compresión, por efecto de su gran peso, así como en tensión, debido al trabajo que hace el alambre. La estructura resultante es muy similar a la columna vertebral: flexible y al mismo tiempo resistente; en constante equilibrio con la gravedad.



Domo realizado por los adolescentes (16 y 17 años) de Aldeas Infantiles SOS de Tenerife. En Junio de 2012 Domoterra se desplazó a la Aldea para impartir un curso a los niños, y ellos terminaron este trabajo y construyeron ya solos los bancos y muros que rodean la construcción.



-Me llama la atención que se puedan llegar a construir estructuras tan complejas que desafían la gravedad, sin haber pasado largos años de estudio previo. ¿Cómo es esto posible?

Esta técnica –comenta Bárbara – es realmente sencilla de aprender y reproducir en la construcción de tu propia casa. En la técnica de Superadobe se concentra toda la experiencia profesional de Nader Khalili, de retorno de lo complejo hacia lo más sencillo. Esto solo es posible de conseguir cuando existe gran bagaje de estudio, investigación, conocimiento y experiencia detrás. Él realizó una brillante carrera como constructor de rascacielos y ofreció multitud de conferencias sobre este tipo de construcciones. Tras esta etapa de su vida decidió competir contra sí mismo, en vez de competir con otros, y emprendió un inteligente trabajo de cálculos estructurales, síntesis y adecuación de las construcciones con arcos, bóvedas y adobe tradicional a las tecnologías y necesidades modernas de las personas. Todo ello, sin perder de vista el conocimiento acumulado a partir de los elementos universales: tierra, agua, aire y fuego, en armonía con el entorno.

“El Superadobe es un adobe que se extiende desde la historia hasta el nuevo siglo. Es una especie de cordón umbilical que conecta el adobe tradicional con el adobe del mundo futuro.”
-Nader Khalili-

Este sistema constructivo es el resultado de largos años de investigación y desarrollo junto a su esposa Iliona Khalili y sus estudiantes, de una profunda meditación, reflexión y fusión de técnicas y conocimientos tanto tradicionales como modernos. Como resultado de su trabajo, hoy puedes tomar un curso de formación de tan solo 15 días, con una parte teórica y una buena dosis de estudio práctico, y llevarte contigo los conocimientos necesarios para construir tu propia casa con éxito, sea de la extensión que sea, siempre y cuando apliques fielmente unas sencillas pautas.

-¿Es cierto que estas casas resisten terremotos, inundaciones y otras catástrofes?

Las casas de Superadobe son tan estables y resistentes que han resistido sismos de 6.9 y 7.4 grados en la escala Richter y posteriores test bajo el estricto código anti-sísmico de California. Los test y su ingeniería fueron aprobados por la Conferencia Internacional de la Construcción (ICBO),  máxima autoridad de EE.UU. sobre códigos de edificación.

La Tierra estabilizada dentro de las bolsas y el espesor de sus muros mejora la resistencia ante inundaciones y en conflictos bélicos. Además, poseen un excelente comportamiento en cuanto a climatización pasiva. Esto significa que son muy lentas en transmitir los cambios de temperatura exteriores al interior. Solo para hacernos una idea de esta propiedad, apuntar que el coeficiente de conductividad térmica del adobe es de 0.25 W/m ºC, o lo que es lo mismo, Vatio/metro x Grado Centígrado, siendo el del ladrillo de 0.85W/m ºC y el del hormigón de 1.50 W/m ºC. Esto se traduce en un ahorro energético de unos 1.350 € anuales para un hogar standard. Podemos calentar una casa de Superadobe con una estufa especialmente preparada para consumir una única carga de leña en todo el día y aprovechando la energía natural del sol. 

También poseen un excelente aislamiento acústico, porque la tierra no transmite bien las ondas sonoras, ni las electromagnéticas, por lo que además aísla de las ondas exteriores poco saludables.




” La vida sostenible no es solo ahorrar dinero sino sobre todo garantizar la seguridad energética. Significa estar preparado para el momento en el que una o más de tus fuentes de energía se agoten"
- Metin Vargonen -

-¿Cuál es el sentido real de vuestro proyecto? ¿Qué os mueve en Domoterra a realizar esta labor?

El Superadobe encierra un profundo sentido humanitario, al servicio del bienestar de las personas y respeto al medio ambiente. Bajo esa intención fue ideado por Nader Khalili, y su visión es la nuestra también. Somos continuadores de su legado, porque vibramos con su filosofía.

“Mi búsqueda se hizo más significativa cuando mis metas se unieron con las metas y necesidades de otros. Y llegó a ser importante para mi corazón, sólo cuando llegué a los otros, como una gota de agua se hace importante sólo cuando llega al mar. ”
- Nader Khalili, Racing Alone –


Toda la familia puede participar en la construcción de la casa, desde niños hasta personas mayores. El Superadobe reutiliza los materiales de guerra para la paz: los sacos de arena y alambre de espino se utilizan para el emponderamiento de las personas como herramientas para proveer espacios seguros, y hogares de calidad, incluso en situaciones de emergencia. 

Personalmente, desde muy pequeña he pensado que la vivienda es un derecho fundamental del ser humano, y que pasar toda la vida pagando para asegurar un techo sobre nuestras cabezas atenta contra las leyes humanas y divinas. 
En el momento actual, donde la devastación de los recursos naturales y la contaminación química del Planeta ha llegado a unos extremos indiscutiblemente alarmantes, creo que auto-construir un hogar con tierra, como material natural, abundante, sostenible, de libre disposición y con incontables ventajas constructivas, es una buena opción para reconducir la actual tendencia depredadora de las industrias. 
El tiempo ya no corre a nuestro favor. Debemos tomar conciencia de lo que cada uno puede hacer para dar un giro a la depredación del planeta. De momento no podemos llevar a los responsables de las grandes industrias energéticas, alimentarias y constructivas y a los gobernantes que administran los recursos de todos, al tribunal de La Haya, por crímenes contra la Humanidad, pero si podemos informarnos, tomar conciencia de lo que está sucediendo y hacer pequeños gestos para dejar de apoyarlas en cada una de las áreas que nos sea posible. Al fin y al cabo, las industrias se sostienen porque hay un apoyo masivo de la demanda. Nada más.
¿Sabían que para producir 1 tonelada de cemento se necesitan 110 Kg de combustibles fósiles y se vierten a la atmósfera 750 de CO2 a la atmósfera. Por cada tonelada! El 5% de toda la emisión de CO2 al ambiente se debe a la fabricación de cemento. ¿Soy yo la única persona a la que esto le suena tremendamente ineficiente?
Pero volviendo a la bioconstrucción…El Superadobe te conquista de un flechazo directo al corazón, y después asombra a tu intelecto.

-¿Qué proyectos os ocupan actualmente?

Bárbara: Llevamos todo el verano impartiendo cursos en Fresnedilla (Ávila), en pleno Valle del Tietar, donde alumnos de toda Europa están acudiendo a aprender la técnica. Al mismo tiempo, ayudamos a Sam y Rocío, antiguos alumnos de Domoterra, a edificar su propio hogar. Tras tomar su formación, ellos compraron un terreno y se embarcaron en la auto-construcción de su casa. Al tiempo que enseñamos la técnica de Superadobe, los alumnos aprenden a reciclar materiales y a desarrollar técnicas de auto-suficiencia, ya que vivimos en plena naturaleza.

-¿Cómo podéis impartir la formación a varios grupos de estudiantes a partir de una sola edificación?

Como son construcciones modulares, podemos levantar cada domo en fases independientes. Así los alumnos pueden experimentar cada una de las fases del proceso de construcción por sí mismos.

-¿Es el reciclaje una opción compatible con la técnica de Superadobe que enseñais?

Sí que es posible y deseable integrar el reciclaje con esta técnica. Ya lo hemos hecho en más de un proyecto. El reciclaje es divertido; pone a prueba todo tu ingenio y creatividad, además de ser un recurso sostenible en el empleo de materiales constructivos. 
En este proyecto, respondiendo a una voluntad medioambiental de los dueños, hay muchos elementos reciclados en la casa: Las ventanas, en madera y doble cristal de Climalit, pertenecían a un antiguo caserón; Rocío y Sam las consiguieron por Internet y las han restaurado ellos mismos. Las vigas de madera de enebro que utilizamos para los dinteles de puertas y ventanas han sido recuperadas de antiguos vallados de fincas, un regalo que alguien del pueblo les hizo. Cuando llegaron parecían no servir para mucho más que para leña. Ellos las han restaurado y tratado con aceite de linaza y ahora lucen preciosas! Además es una madera que huele fenomenal. La naturaleza es sorprendentemente original y espléndida.
 La puerta principal ha sido recuperada de una casa antigua del mismo pueblo de Fresnedilla. La mayor parte de los materiales y herramientas que utilizamos durante el proceso de construcción, como por ejemplo los moldes de madera que necesarios para hacer los huecos de ventanas y puertas son también materiales reciclados.
Creo que es todo un arte recuperar la funcionalidad y belleza de antiguos materiales nobles. A veces desechamos materiales que podrían tener mucha vida por delante y valor ornamental si pudiésemos dedicar el tiempo y cariño para restaurarlas.

Siempre he pensado que la vivienda es un derecho fundamental del ser humano y que pasar toda la vida pagando para asegurar un techo sobre nuestras cabezas atenta contra las leyes humanas y divinas. En la actualidad, donde la devastación de los recursos naturales y la contaminación química del planeta ha llegado a unos extremos indiscutiblemente alarmantes, creo que auto-construir un hogar con tierra, un material natural, abundante, sostenible, de libre disposición y con incontables ventajas constructivas es una buena opción para ayudar y ayudarnos mutuamente.  


Comentarios de algunos alumnos del curso:
Japa, un alumno que viene desde Madrid nos comenta su experiencia: 

“Atreveros, lanzaros! El trabajo en grupo, el ver el fruto del esfuerzo conjunto y como poco a poco va levantándose una vivienda hecha con tus propias manos, es algo inolvidable y muy gratificante.”
Noemí, Francia: 

“Es una experiencia muy interesante de convivencia y trabajo de equipo. Cada persona puede aportar algo útil y enriquecedor a la construcción.”
Elvira, Cádiz: 

“Esta experiencia es muy positiva. Te das cuenta de que otra forma de vida más satisfactoria y auténtica es posible. Me aporta algo verdadero el estar en conexión con la tierra”.
Más información sobre la técnica, próximos talleres, etc. en www.domoterra.es / www.domoterra.es/blog


CÓMO SE HACE, PASO A PASO UNA CONSTRUCCIÓN CON SUPERADOBE: 

1. El proceso de construcción de una casa bajo la técnica de Superadobe utiliza como material principal la tierra, previamente analizada su composición para su estabilización óptima con cal o cemento. Tras esto, es introducida y compactada dentro de largos sacos tubulares de polipropileno en bobina (biodegradable por exposición solar), que se ensamblan generando espacios abovedados o semiesféricos (Domes). Las bobinas se pueden rellenar a mano, a un ritmo de unos 30 metros al día para un equipo mínimo de 3 personas con experiencia, o por medio de una bomba, a una velocidad de 3 a 4,5 metros por minuto, dependiendo de la anchura de la bolsa.

2. Debido a la particularidad de la estructura en bóveda y su preparación para un comportamiento anti-sísmico, la cimentación del edificio no necesita ser muy complicada. Consiste en dos o tres hiladas de Superadobe que reposan sobre una capa de drenaje en zahorra ó grava y un sistema de drenaje, en caso necesario.

3. Las bóvedas se consiguen por aproximación de hiladas, aplicando como
material cohesionador y antideslizante entre cada hilada, alambre de espino
galvanizado de alta resistencia.

4. La mezcla que constituye los muros está compuesta por arena, arcilla, cal y agua, en proporciones especificas para que el resultado sea óptimo desde el punto de vista constructivo.

5. En cada caso, es necesario realizar un análisis de las tierras que se utilizarán en la mezcla, estudiando la proporción y características de las arenas, arcillas y demás componentes, para obtener el mejor comportamiento en cuanto a resistencia a la compresión, cohesión y durabilidad del material de adobe. Según las características de las tierras utilizadas, las necesidades de la estructura y su función, pueden variar bastante las proporciones de los componentes. Durante la construcción se toman además muestras aleatorias y se analizan desde el punto de vista estructural y de durabilidad.

6. La estructura, levantada a cotas, ofrece un muro que puede oscilar entre 50 a 100 cm de espesor, que es adecuado para responder a los requisitos de solidez, seguridad, climatización pasiva, aislamiento acústico, etc.

7. El proceso de construcción de una casa de Superadobe, termina con la impermeabilización, y los revocos exterior e interior. Esta fase se realiza con una mezcla de cal, arenas, arcilla, fibras y aceites naturales, además de una pintura impermeabilizante ecológica al silicato, que permite la transpiración natural de los muros, pero impide toda posible entrada de agua y humedades.

8. En el interior, se aplican revocos en adobe utilizando cal y/o yeso como materiales estabilizantes naturales.

“Cuando las personas dejen de emplear su tiempo y energía en luchar por  su supervivencia básica, el miedo habrá desaparecido de la faz de Terra. La creatividad y realización de cada ser humano brillará y nutrirá a nuestra raza y  al Planeta, en gratitud por todo aquello que nos entrega.”

-Fateh Kaur-


5 comentarios:

  1. muy interesante, pero cómo se hace el análisis de la tierra. Es decir, debo mandarlo a un laboratorio. cómo sé la cantidad de arcilla que mi tierra posee?. Es algo que puedo hacerlo a base de ensayo y error?. He visto muchas páginas a qué tipo de análisis se refieren. Voy a construir un domo y temo que se me caiga.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. http://www.ojocientifico.com/
    Alguien por favor conteste a este Sr. que hace comentarios totalmente desacertados referidos a la fragilidad de este sistema constructivo. Tildándolo de débil....
    Gente que no se informa escribe sobre temas que no conoce........

    ResponderEliminar
  4. Dice este Sr. :Se ha demostrado que es increíblemente débil contra las sacudidas sísmicas, y ya han causado muchos daños y muertes. Sin embargo se está estudiando cómo hacer un adobe con forma y componentes adecuados para que sea más resistente.

    ERROR!!!!!! HORROR!!!!!

    ResponderEliminar
  5. para muestra un boton... les dejo un link para que se den cuenta de la resistencia de esta forma de construccion y de la arquitectura del domo de superadobe. las construcciones hechas con superadobe resistieron el sismo de 7.6 grados en Nepal. las pruebas estan a la vista.... gracias Nader Khalili por tu aporte a la humanidad.

    http://www.theshelterblog.com/superadobeearthbag-orphanage-withstands-nepal-earthquake/

    ResponderEliminar